Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

sábado, 24 de diciembre de 2016

estado de la cuestión 2016

a ver... cómo decirlo...
siempre fui un tipo problemático... no me extraña que la gente sólo sea coherente consigo misma cuando me retiran el saludo y miran hacia otra parte con una dignidad muy fingida... claro... conmigo no funcionan los dimes y diretes y las manipulaciones tan en boga en nuestros días.. yo solito me desacredito, ese es mi juego: mi mierda por delante: así me he evitado caer en las redes de los mediocres... casi todos hoy en día...
será porque crecí jugando en una plaza de abastos... y una vez madrugué para esperar a los camiones llenos de cadáveres frescos... y conseguí que me dejasen entrar en los fríos sótanos para ver caer por la rampa a las reses decapitadas... y escuchar a los seres verdes-negros de mandil de plástico teñido de sangre y manos de garfios, muy afilados, que hablaban muy poco y  juraban demasiado... pero eran directos y claros.
Más tarde enredaba por donde las verduleras en sus puestos y me acercaba a escuchar a sus consortes en el bar de la plaza: todos se dedicaban a lo mismo: a liarla... a sacar los trapos sucios... a acusar al vecino de lo que ellos hacían... a desacreditar... preludio del reino de envidiosos frustrados que nos asolan hoy en día... el gran hermano televisivo nació como una respuesta a la pulsión social de mi generación de verduleros miraombligos frustrados transversalmente.

siempre soy un protestón... un dediculo sin vaselina, fisting veterinario... aunque hoy les pone el tema... el final siempre pasa por el culo...

los comepelotas chupapollas la gran mayoría inteligentes ellos que no sirven ni para menearla pero sí para mentir y adular babosos de mierda por conseguir algo no me la soplan, a distancia, please... por si acaso se acercan a mí no vaya a ser que la líe y necesito una foto con él... 

lo único que me jode del tema es que a mí, orgulloso, me echaron de varias partes literarias por tocar los cojones... simplemente para que no se adocenasen y muriesen de créditos subvencionados... qué puta y solitaria es la literatura que necesita de babas para oxidarse...

lo cojonudo es que lo sigo haciendo... y ya estoy cansado... nadie detrás que toque los cojones con arte... todos salivando buscando réditos, columnas, libros que no dicen nada pues nada importa...

y no... sigo gritando... solitario
pero grito
esperando a una generación
que me diga lo que ya soy
un viejo afónico harto de ver un carrusel de chupapollas vendidos que giran sobre sí mismos
...
es un estado... una cuestión
un orgullo
seguir tocando los bajos
...
se sepa
...
Felices días os deseo
también a todos aquellos que sufren por la abundancia 
rellenos de sí mismos aptos para el sacrificio de lo podrido
deconstruyendo lo que ya no existe
sin reconocer la vuelta dada en el mandala de ojos caídos
globalizados
sin origen
y nunca originales
...
Sed, al menos os deseo que lo intentéis,
felices
...

2 comentarios:

davidmurders dijo...

Un abrazo Alfonso!!! Felices días!!!
Que no te aguen la fiesta jamás!!!

xen dijo...

¡Gracias, bro! Esperamos con ansia noticias tuyas..¡Feliz año!