Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

domingo, 3 de julio de 2016

alguien robó el brillo del amanecer_45

...

alguien robó el brillo del amanecer
en los ojos que todavía miran.

Lo busco bajo las carpas del mercado,
en esa señora que es ristra de ajos
que espanta a los que acechan
a las cuentas perdidas de la noche.

Salto entre las líneas de la rayuela de tiza de los que no ven luz aunque aspiran a ella, abro los candados de las bocas y sigo sin ver, pero escucho una voz que sale del fin de la noche: joder... ¿sabes?, esto no es Nueva York aunque los cocodrilos albinos nos coman el cerebro... y salgo de las fauces de ese garito de puerta disfrazada en portal oscuro.

El alcohol reseco impide mi avance, a cada paso me llevo un trozo de este barrio de cenizas. La noche es para los peregrinos, los que dan vueltas y vueltas sin salir de ellos, y si les quitas la cola de la boca y preguntas no saben de dónde vienen y, sí, en sus ojos aún portan el rescoldo de ese fuego pagano con el que incendiaron los santuarios, desconociéndose un poco más en cada vuelta, dejándose apagar esperando la explosión final en la que se han de inmolar. A lo lejos, detrás de la niebla de polvo, siento el rumor del agua que les persigue, avanzo, la manguera que se cimbrea en la selva remozada me saluda... y pienso que la única verdad de una erección solitaria es que, si no ve luz, no existe

pues
alguien robó el brillo del amanecer
en las torcidas piernas de esas niñas
de tacones rotos
y caderas de lycra
que no salvaguardan
sus paraísos de alopecia,
y ya son carreteras secundarias
que se retiran entre montañas
como rumores de oráculos,
ecos a entender por dioses caídos

... 
 
y
es ese
alguien que va sellando los meatos
con la sangre que se coagula,
taponando los respiraderos,
cegando los pozos,

y que estampa su sello
sobre un lacre que todavía humea
en mitad de la frente
del día que ya nadie busca.

Alguien ha robado el brillo del amanecer:
la única salida digna
en esta noche perpetua que me sitia
...

2 comentarios:

mareva dijo...

wow lo mejor que he leido en mucho tiempo, añadir algo más que no sea nitroglicerina sería manchar con palabras... rompiste el suelo y devolviste un motivo telúrico del incendio y sombra de los horizontes
salud y abrazoo

xen dijo...

gracias, Mareva, siempre... seguiremos agrandando las grietas para crecer y escapar... fuerte abrazo
...