Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

sábado, 17 de mayo de 2014

Carlos Salcedo Odklas/MalosTiempos




...
sólo se puede escribir como lo hace el Odklas desde la primera línea, allí donde se dan y reciben las hostias, bebiendo de la fuente, no desde los teletipos que otros interpretan para tu adocenamiento, sí, pues abre en cada habitación un nuevo frente con su prosa directa, que te engancha como lo hace esa mujer u hombre que te ha de destruir, con su retórica que desmenuza, una a una, las pequeñas trampas que nos dejamos imponer en el presente para ser llevados hasta este sinsentido que es nuestra vida: como un zurullo que asoma y espabila al ver que su destino es la cloaca, así es el engranaje de esta sociedad, contra el que lucha el autor con su lenguaje vivo, describiendo esa realidad que se enmascara en la asepsia de una tabla estadística, su apuesta firme por hollar el camino de los malditos, los auténticos, los que viven hasta su ficción, la senda del perdedor, la que te lleva hacia el verdadero triunfo, ser uno mismo en la vida al abrir tu propio camino, también en la escritura, pues desde la primera hasta la última línea degustarás un poso con el que muy pocos impregnan el papel, mezcla de alcohol, enteógenos, una cuerda de guitarra retorcida por una lata de cerveza, vacía, que te dice que la luz está dentro de nosotros, sólo hay que saber buscarla, y miras hacia una calavera con una vela encendida dentro, es la puta resaca, la que te lleva hasta aquí, pues la historia del fin de esta civilización sólo se puede escribir desde donde nos encontramos, y has de saber que no existe ventana que airee los efluvios de la descomposición, si quieres escapar tu destino es la espiral por la que se escurre occidente o las autopistas de farlopa que te venden, así que, mientras te rallo un poco con esta perorata, decapita el pollo que guardas en el bolsillo y prepárate un par de rayas pa seguir simulando que guardamos un equilibrio, que pertenecemos a una raza heroica, y olvidamos un instante, en vuelo rasante de nuestra chota sobre la porcelana, que somos los perdedores, sí, ni más ni menos, pero que al agarrarnos a algo para vomitar, alguna vez nos daremos cuenta de que somos los que tenemos la cadena en la mano, los que vamos a tirar de ella para que la resaca del retrete nos arrastre a todos de una puta vez.
 




Carlos Salcedo Odklas, levanta una bota reforzada con el acero de sus palabras y revienta los piños literarios de este país de adocenados que callan y saldan su palabra al único postor, el que les esclaviza.
 
Extractos del epílogo de Alfonso Xen Rabanal
...
 
Ya en preventa en Lupercalia, con un acojonante oferta, entra en la página de Lupercalia y resérvalo. La literatura regresa con Carlos Salcedo Odklas.
 

La venganza de los malditos, blog de Carlos Salcedo Odklas



No hay comentarios: