Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

jueves, 10 de mayo de 2012

La Niebla cumple con Esteban Gutiérrez Gómez/ La enfermedad del lado izquierdo



hoy, a puntito de ver luz la última novela de Esteban Gutiérrez Gómez, que se presentará el Jueves 17 de mayo (creo recordar que justo un año después de ésta) y que lleva por título:

13.0.0.0.0 The Revolution is now

,te presento en la Niebla: La enfermedad del lado izquierdo, pues, a mi modo de ver, ambas se complementan... y 13 puede que nazca de la resolución de La enfermedad.

Conocí a Esteban en el defenestrado C.C.A.N en León durante una presentación. Cuando ésta terminó yo me refugié a beber tranquilamente apoyado en la barra para hacer lo que más me gusta en este mundo: observar la vida en ebullición, ver entre el humo de la realidad, sus grietas, captar detalles, aprehenderlos como buen vampiro de ellos que me creo... Pero en un barrido visual que hacía del local, mi mirada, como faro que es, se cruzó con otro faro que estaba haciendo exactamente lo mismo que yo pero sentado: disfrutar bebiendo y observando... Fue un breve instante en el que nuestros faros, con toda la simbología añadida al ir bien iluminados con alcohol y otras sustancias, se fundieron y no sé que pensó él pero si sé lo que le farfullé a la boca de la birra: Este cabrón es bueno.

De él había leído de aquellas El laberinto de Noé y ya sabía de su maestría literaria... pero otra cosa es corroborar que también es un grande de la vida. Pues sostengo esta humilde opinión: quien no posee esa visión que suele ser innata, y sabe ejercerla vi-viendo, no ha de llegar a ninguna parte en las artes, las creativas... no la emulativas.

Ha pasado el tiempo y no me desdigo ni una coma de lo pensado en ese primer instante, simplemente añadir un muy a la frase: Este cabrón es muy bueno. Y así lo demostró con El colibrí blanco, lo bordó con esta novela que te presento y se saldrá, lo verás, con 13.

La enfermedad es un novelón que, además, se engarza con tu vida pues muchas veces hemos pensado y vivido, te darás cuenta si la lees, en nuestras propias carnes aquello que en ella se relata. Conseguir esto que te escribo ya es un logro mayúsculo: que se engarze con tu interior, que sea éste quien siga la narración recordando momentos en los que sentiste igual... la de dios, tú. Pero bueno, le voy a piratear a Miguel Baquero la crónica que hizo para La Tormenta en un vaso, pues me parece bastante acertada y así no desvelamos nada más de este, repito, novelón:

«Siempre me había fascinado aquella vista de las montañas (…) Algo en mi interior me hacía sentirme satisfecho cuando la divisaba (…) El perfil de aquellos Siete Picos era mágico para mí».
Así comienza La enfermedad del lado izquierdo, la última novela del escritor Esteban Gutiérrez Gómez, autor asimismo de libros de cuentos, poesías y participante en diversas revistas literarias. Esta su última novela, publicada por la joven pero muy prometedora Editorial Entelequia, narra la historia de un hombre que, sin más bagaje en realidad que esa visión de las montañas y el bienestar que le proporciona, decide romper con todo su pasado anterior, un pasado de rutina, grisura, monotonía, movimientos entrenados y calculados… Sin más horizonte, y nunca mejor dicho, que las azules y próximas —pero que en realidad parecen inalcanzables— montañas azules del Guadarrama, el protagonista de La enfermedad del lado izquierdo decide emprender un camino sin rumbo fijo, pero libre de sus ataduras, que se habían ido somatizando en un progresivo y casi fatal dolor en su costado izquierdo.
Narrada con un estilo ágil y actual, lejos de esos engolamientos trascendentaloides que tan propios son de los libros de auto-ayuda y/o crecimiento personal. La enfermedad del lado izquierdo es una odisea pequeña, pero sincera e intensa, en la que cualquier lector puede verse reflejado. Se trata de ese viaje, en apariencia corto pero seguramente el más largo, hacia lo que nunca debimos dejar de ser. “Nunca es tarde para ser lo que deberías haber sido”, abre el libro una significativa cita de George Eliot.
Por el camino de vuelta a uno mismo (es sintomático que el libro siga una numeración creciente hasta la mitad y a partir de ahí comience a decrecer), por esa ruta de subidas y bajadas, crestas y valles como el perfil de las montañas, el protagonista de la novela irá cambiando toda su concepción sobre la amistad, el compañerismo, el amor… descubriendo la otra vertiente de la montaña, que hasta entonces le habían ocultado los prejuicios, las ideas comunes, el protocolo de este otro lado de la vida, el de las reglas definidas y el de la mediocridad ordenada.
La enfermedad del lado izquierdo es una novela no sólo bien narrada, entretenida, inteligente, sino una novela que invita a reflexionar sobre nuestro alrededor, sobre hasta qué punto nuestra vida se concilia con nosotros, y sobre si es posible romper con la inercia en la que estamos embarcados. A veces, como se dice en un capítulo de la novela, las crisis pueden significar no sólo una tragedia económica, sino una oportunidad para el cambio.
Y de esa oportunidad para el cambio nace 13.0.0.0...

Y yo no me perdería la oportunidad de leerlas juntas. Para ello te emplazo a que compres ésta y su nueva novela... pero, si no puedes adquirir esta Enfermedad, Esteban y yo te damos la oportunidad de conseguirla, firmada y dedicada para los lectores de la Niebla, en un sorteo en el que entrarán quienes respondan a esta pregunta que sí encontré en los archivos de la niebla:

Sabemos que Esteban Gutiérrez Gómez, autor de “La enfermedad del lado izquierdo” nació en Madrid el año 1963, pero ¿sabría alguien decir cuándo nació Bacø, su dúplice y alter ego?


soy consciente de que es una pregunta difícil, te animo a resolverla y si demuestras que te has molestado, con el permiso de Esteban y en privado, te ofreceré una pista.

Una maravilla, tú... que deberías comprar si puedes... si no lo puedes hacer, envíame un correo a xenvinalia@yahoo.es o deja un comentario en esta entrada -que sólo yo leeré- con la respuesta y una dirección de correo en donde me pueda poner en contacto contigo... y el encabezado: Sorteo Enfermedad o similar.

Recuerdo que pese a... y pesa mucho... que me jode, vamos... que no puedo enviar libros fuera de esta piel de toro castrado madeinchina y con la marca merkel a fuego en donde vivo y sufro la dictadura neomierda de un bipartidismo de mangantes... por ser suave
...

ya sabes
...

No hay comentarios: