Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

viernes, 26 de marzo de 2010

Elogio del proxeneta/Luis Miguel Rabanal


28 de marzo

Jueves Santo, soberbia pasión desenfrenada. La bocoy, brindándosenos en las esquinas del patio, vestida con guardarropa de esgrimista de florete zurda, desgañitada y ojerosa, se sabía blanco de atención de nuestros prepucios, de nuestras podredumbres. Si fuese imperativo, testificaré cómo mi vecino de cuarto la poseía entre grandes trances y congojas grandes y, cuando los dos hubieron retozado consonantemente, el hombre se desplomó sobre el alpiste que maduraba entre las junturas del adoquín y, ya en la gloria, se rompió la crisma. Pereció en seguida, el pichalarga. Ipso facto, la madre Laurenti­na se puso las bragas con lo de atrás para adelante y se alejó a refrescarse a la fuente de agua cenagosa del portón. La vimos encaminarse hacia allí sin ligereza, entre eructos, risas y rosarios, afeando su conducta. Cómo no.


Elogio del proxeneta de Luis Miguel Rabanal

Ediciones escalera, 2009
(agujerito hacia donde tu cerebro hace piernas leyendo)

No hay comentarios: