Blues entre la Niebla

Blues entre la Niebla
Alfonso Xen Rabanal por Ángel Córdoba

jueves, 18 de junio de 2015

Felipe Zapico en León/Etimolomías

 
 
 
Hola, el viernes presentamos la 2ª ed de Etimolomías en su tramo final. Seguramente será la última que hagamos desde el 4 de marzo cuando sacamos el libro a la luz.
 
Para esta ocasión hemos elegido el Bar Belmondo, en calle San Lorenzo, 1 de León y contaremos con la ambientación musial de Juan Luis Garcia que iterpretará diversos temas a la guitarra.
Los últimos ejemplares que quedan de este 2ª edición estarán disposibles.
Un saludo

Felipe Zapico
P.S. Ya sabes que el libro se puede descargar libremente en

http://issuu.com/ebookprofeno/docs/etimolomias
y las canciones se pueden descargar aquí

https://etimolomas.bandcamp.com/

jueves, 11 de junio de 2015

3 ANIMALES MAMÍFEROS 3

VIERNES 12 DE JUNIO 21:00 HORAS


FELIPE ZAPICO
con  ETIMOLOMÍAS

GSÚS BONILLA,  
con  EL DEL MEDIO DE LOS PANERO

ESTEBAN GUTIÉRREZ GÓMEZ
con  MI MARIDO ES UN MUEBLE

en la librería vallekana
LA ESQUINA DEL ZORRO

domingo, 7 de junio de 2015

gritaba en la noche
a pleno pulmón

sus insultos rebotaban entre los patios, llevándose de cada uno un poco de sus frustraciones hasta llegar a mi ventana, allí se mezclaron con las volutas de ese cigarrillo que nada miraba, pues nada se puede mirar en un patio que no ve luz ni luna bragada.

Puede que fuese un nostálgico 
abducido por el ruido de sables
o el paso de la cabra, atontado 
por unos silbatos, puede
que con una copa europea de más,
roto en cuatro colores,
como una mancha de aceite,
una paella deconstruida
sobre un asfalto
al que sólo le falta 
la sangría española 
de turno...

o puede que las putas del palacio
municipal de deportes
subiesen precios
ante la llegada de la roja
y su marea de lunáticos,
o que con ella estuviesen,
o que sólo quedasen travelos
con billete de ida y vuelta
sobre las rejas de la renfe...
y le metiesen un viaje,
o que no le entre todavía
que un cristiano sea maricón,
puede...

lo único cierto,
es que si era gallo
se desgañitó al alba
como marquesa sin feudo
que grita a la botella
vacía,
esperando, quizá, 
la claque de las palomas...

y ya sólo
un tren que marcha
pájaros que se insultan
un ronquido
y otra noche de insomnio
....

 

sábado, 6 de junio de 2015

...
puede que sea cuando ya no creas en nada... jodido... pero puede
cuando te pienses muerto, olvidado de todos de ti mismo
si no estás realmente muerto
tanto desapego, tanto despego de la mierda reseca, esa que creíste parte de ti, te hacía buen culo, decían ellas y más ellos
se trata de aguantar, a veces más allá
incluso
de todos los límites electrificados con los que te fuiste acotando
cuando la transgresión devino en flacidez resacosa
ecos de barra pico de kiki cresta gandalla
no rendirse nunca
no aceptar soluciones de un trago
un buen problema necesita de muchas borracheras
si no es un tango lo firmo ya
pa regalarlo
y olvidarlo
seguir acumulando silencios, comprimiendo vacíos que estallarán, la suerte del acné interno, esa lucha contra las esquinas 
manipuladoras del recuerdo en los fractales
abandonar un espacio y ocupar otro, veinte caminos veinte posibilidades y mitad mamao mitad 
que na, la hipnosis no funciona sin espuma,  pero el espacio es el mismo sin señales 
de ningún tiempo ni flechas torcidas 
corriendo siempre en los espacios que abandoné de mí mismo, 
sin rastro de mis huidas 
de mí
...

 

jueves, 4 de junio de 2015

Blues de los hermanos cerdos

...
puedes contar las pérdidas... de hecho, lo haces día a día.

Puedes, incluso, desear que nada pase... y encerrarte en un territorio en tu cabeza mientras el tiempo resbala
....................................
.....................................
......................................

pero las lluvias del presente acaban encontrando las goteras del pasado,

y concluyes que no es más doloroso un tiro en la cabeza, ese que si te mata no duele, al menos sólo el primero, que después ya te pueden meter una ráfaga, no sé, los que quieran, pues sabes que no van a doler, pues el dolor es lo que te jode, más que aquel otro, ese dolor en pildoritas, ese que se filtra por tu chota, el que te recuerda cada cierto tiempo, pic pic pic, que quizá sea mejor beberse la tormenta de un trago que esperar a que las estalactitas de lo que no quieres ver taladren tu cerebro.

Sabes que fuera siempre hay tormenta. Intuyes que naciste en ella y para ella... que el espectáculo de los rayos, como las venas que se dibujaban en la pollas del Víbora, siempre preceden a la sangre y a la ceniza que cae diluida,
pic 
....pic 
........pic, en tu cabeza... esa que se convierte en una cueva que es museo o bestiario de tus miedos, tus pérdidas, tus desastres: todos

...

Hoy en día las agendas, que deberían ser espacios en blanco a rellenar, son anuarios impresos con los plazos a cumplir... esa es la verdadera muerte a crédito, allí donde la espontaneidad y la aventura se constriñen a soñar con unos viajes organizados para los que nos van a negar el adelanto... y no te quedes sin curro, que nadie va a saber leer la melodía que transcurrirá por debajo de las notas impuestas, los plazos de lo que no disfrutaste, tu vida, esa que te han programado con letra tan pequeña que la hace invisible hasta la muerte.

Primero se inventan un mundo maravilloso de colores que te venden, y, más tarde, cuando te tienen pillao, un fundido en negro que te cagas y pagas. No tardarán en exigirte que compres una guerra para que sigas viendo colores en la noche... de hecho, ya están en ello.

¿Son esos los colores con los que soñaste encerrado en tu cabeza?

¿Los rayos de otra tormenta en tu desierto, allí donde solo te vas a comer las cenizas, las tuyas, esas que te debes?

...

La red digital es un inmenso desierto en el que cada grano de arena sueña con un universo.

El sílice ya lo cubre todo y puede que llegue un momento en el que no sabremos si fuera de nosotros existe algo. Pues puede que ya no existamos dentro y que sea una virtualidad quien haga el recuento de las pérdidas, nuestro recuento, con unos y ceros... Y quizá sienta un vacío, una serie de datos que buscan unidad le produzcan un dolor y, ante ese dolor insoportable, se encierre en sí misma o algo se desgarre en ella y quiera expulsar de sí esos datos y gritarlos en paralelo. Una virtualidad en la deriva de sí misma, ¡la de dios!

¿Cómo será un Blues en lenguaje binario?

Sea como sea le será dado un nombre y eso será el Blues... algo que no recuerde a nada pues ya nada será, sólo un nombre sin nada dentro, eso será, un pop binario, disociado, lo que somos nosotros, ahora: algo que ya no recuerda nada de lo que fue si sólo contamos pérdidas encerrados en nuestra cabeza que se virtualiza

...

¿Qué es vivir?

Yo, todavía no lo sé... aunque intuyo algo y ese algo no pasa por creerme inmune en mi vacío ni por creerme a salvo en una sociedad donde la sangre fluye por detrás de la pantalla de plasma. Pero aquí estamos, creyéndonos seguros en nuestro acojonamiento, sin reconocer que estamos metiendo pata tras pata y no en un camino... más bien en un puto fango hecho con nuestra heces, anclados en el cruce de caminos de nosotros mismos.

Y decimos que no creemos en nada... y es cierto: ni en nosotros mismos: que nos vendieron un disfraz de dios bajo el que estamos en pelotas y temblamos por el S.I.A (síndrome de individualidad aguda).

Y vamos a tragar con todo lo que nos echen, en el fondo somos hermanos cerdos con la pezuña tatuada de negro y un caramelo símil-bellota en el paladar con un anzuelo del que tiran, un puto rebaño donde cada oveja se cree barítono, concierto deleznable pautado desde el principio hasta las puertas del matadero, allí donde, ya estoy muy oído, la vejez que se acerca, todos desafinan.
...
Y todo por no hacernos una simple pregunta.
...
Me gusta la página en blanco, el casillero a cero que he hecho de mi vida.

Comienzo la partida... y cuantas más variaciones haga, mejor.

Siempre me gustaron las notas que se salían fuera del pentagrama, las notas al margen que abrían nuevos caminos, las ovejas negras a las que expulsan del rebaño... de pequeño apuraba el folio hasta escribir encima de la mesa... a eso voy.

Cuando la melodía sea mía, otros serán los que dibujen pentagramas y aporten claves al camino de notas negras, mis cagarrutias que ese ojo en mí no ve, las que olvido en el avance.

Y para quien lo quiera entender escribo.

Vendrán más pérdidas pero estoy hasta el cuello de cenizas... (suena BB King a lo lejos).

El rayo da muerte y vida... la suerte del echado sobre sí mismo sólo muerte.

Queda camino y muchas ganancias que contar.

y es lo que este menda os desea:
Buen rayo si les parte a esos que soplan los vientos que devienen en huracanes cuando arriban a tu vida

...

La Niebla: 31-12-2008

Rescato este Blues o Bufhada de hace unos años. El bucle me ha llevado al mismo punto. La variación está hecha. Algún día comprenderé que regresar a un punto sigue encadenando a un pentagrama que no existe. De momento, levanto el vuelo de nuevo... siempre con la ilusión puesta en no regresar, en ascender en espiral olvidando el retorno... ese que hacemos eterno en nuestra ignorancia... con nuestros miedos
.

miércoles, 13 de mayo de 2015

La mirada cercana/ José Ramón Vega

Eloísa Otero, en Tam Tam Press, nos hace una reseña de este esperado libro de JR Vega que resume treinta años de la impagable labor de este fotógrafo leonés:

El jueves 21 de mayo, a las 20.15 horas, se presenta el libro “La mirada cercana”, del fotógrafo leonés José Ramón Vega. El volumen recoge una selección de retratos en blanco y negro, más de un centenar, realizados desde 1985 —¡hace ya treinta años!— hasta hoy. Ha sido editado por EolasFoto (el sello de Héctor Escobar), e incluye sendos textos introductorios de José Pajares (Memoria Química) y Aníbal Vega. La presentación tendrá lugar en el Museo de León (Plaza Santo Domingo nº8, León).

Sigue leyendo la acojonante y merecida crónica de Eloísa Otero sobre "La mirada cercana" de José Ramón Vega, aquí: agujerito en la niebla hacia Tam Tam Press

Fotos de José Ramón Vega en: maqroll.shutterchance.com/photoblog